¿Qué es la Ciudadanía?

Puede parecer una pregunta trivial. La mayoría de la gente simplemente nace con la ciudadanía de un país en particular (o con suerte, de varios). Pero algunas personas, probablemente académicos, verían esta pregunta como compleja ya que puede tener connotaciones legales, políticas, socio-psicológicas e históricas.

Nosotros estamos aquí para hablar sobre la ciudadanía legal y lo que implica.

… No es residencia permanente

Tal vez esta sea la distinción más fácil de establecer. Cuando alguien tiene residencia permanente en un país, eso no significa en absoluto que tengan ciudadanía legal. Quienes gozan de residencia permanente no tienen, sin embargo, todos los derechos políticos y por eso no pueden votar o ser candidatos a cargos electos. Tampoco pueden trabajar en varios puestos de seguridad nacional ni diplomacia. Sus derechos suelen estar limitados a los más básicos sobre residencia, empleo, y algunos seguros sociales.

Aunque la gente con este estatus tiene derecho de residir de manera permanente en un país, pueden perder estatus de residente permanente si salen del país por un periodo de tiempo determinado o si cometen ciertos delitos. Todo esto también significa que no tienen pasaporte de ese país, lo cual nos lleva a la siguiente distinción.

… No es un pasaporte

Aunque es verdad que la ciudadanía suele venir con un pasaporte, algunas personas tienen la idea que “si obtienes un pasaporte, obtienes ciudadanía”. No funciona así.

La relación entre pasaportes y ciudadanía es de hecho al revés: primero debe haber una ciudadanía legal después es posible crear un pasaporte que representa esta ciudadanía.

¿Alguna vez has notado que no existe un “pasaporte europeo”, pero todos los pasaportes de la Unión Europea se ven similares? Todos tienen un color vino tinto (con excepción de Croacia), suelen tener 32 páginas, y gracias al Reglamento (CE) №444/2009 del Parlamento Europeo y del Consejo, hay un standard de aspectos biométricos y de seguridad que todos deben cumplir.

Estos “pasaportes europeos” empezaron a ser distribuidos el 1 de enero de 1985, y esta estandarización tenía el objetivo de confirmar la UE como una entidad política unida al igual que de crear un efecto psicológico en los ciudadanos el cual resaltaba el sentimiento de pertenecer a la Comunidad Europea gracias a su apariencia uniforme.

Aunque los pasaportes standard comenzaron en 1985, la Ciudadanía de la Unión no fue creada hasta el Tratado de Maastricht de 1993, lo cual vuelve a demostrar que la ciudadanía y un pasaporte no son la misma cosa. Hoy en día los pasaportes generalmente siguen conectados a una “ciudadanía nacional” (nacionalidad) pero esto nos lleva a la última distinción.

… No es Nacionalidad

Como explica este artículo del Economist (en inglés), existe una línea muy fina pero muy importante entre ciudadanía y nacionalidad. Pero de manera más concreta, la Enciclopedia Max Planck de Derecho Internacional Público declara que:

La nacionalidad es un concepto de ambos, el derecho doméstico e internacional. Con respecto al primero suele ser llamado ‘ciudadanía’, aunque por cuestión de terminología, sería mucho más preciso denotar el estatus legal del individuo como ‘nacionalidad’ y las consecuencias de ese estatus, esto es los derechos y deberes bajo derecho nacional, como ‘ciudadanía’.

Es decir: ahora vivimos en un mundo dominado por las Naciones-Estado, donde cada Estado crea sus propias reglas de “ciudadanía nacional” lo cual se convierte en la “nacionalidad” de la persona. Pero la mejor manera de entender esta diferencia entre “nacionalidad” y “ciudadanía” es gracias a la Ciudadanía de la Unión Europea.

Nuestro siguiente artículo explicará más sobre este tema, pero la lección principal es que la “Ciudadanía UE” ha existido desde el 1992. Está escrita en el Artículo 20 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, y ha habido sentencias monumentales que le han dado contenido a la ley. Tomando en cuenta que la UE es una unión de Estados Parte en vez de una nación, es evidente que esta no es una “ciudadanía nacional”, y esto también fue acordado en un documento que será mencionado en el siguiente artículo de esta serie.

Entonces ¿Qué ES la ciudadanía?

De la manera más simple, la ciudadanía es el estatus de un individuo que pertenece a una comunidad. Aunque suele ser un estatus legal y político, la razón por la cual académicos discuten la palabra “ciudadanía” es porque también ha empezado a ser usada en sociología y psicología. Puede haber ciudadanía activa vs pasiva, y el término también toca en temas de identidad. Pero antes de entrar al laberinto de ciudadanía y sus varios significados socio-psicológicos, establezcamos sus 3 componentes principales:

  1. Un ciudadano (individuo)
  2. Una ciudadanía (población) que acumula varios individuos dentro de un grupo
  3. Una ciudadanía (relación) que conecta a los individuos dentro de la comunidad

¿Qué conexión tiene todo esto con la Ciudadanía UE?
¡Sigan nuestra Publicación y lean el siguiente artículo sobre la Historia de la Ciudadanía UE!