La ofensiva de Erdogan

El presidente turco Erdogan tiene el control de la situación y Europa no sabe cómo reaccionar.

Ankara ha comenzado una ofensiva al sur de su país para controlar 450 km de frontera longitudinal y 30 km hacia el interior de Siria.

Esto coloca un nuevo peón en el intrincado tablero de la guerra en su país vecino y un quebradero de cabeza para Estados Unidos y Europa.

Según declaraciones del propio Erdogan, Turquía pretende crear esta franja de terreno con dos funciones:

1- Crear un “cinturón” de defensa frente a la facción kurda que más problemas de terrorismo le ha dado: el PKK, guerrilla del Partido de los Trabajadores del Kurdistán , que lleva alzada en armas contra el estado turco desde finales de los años 70.

2- Erdogan pretende albergar 1,3 millones de refugiados en esta “zona de seguridad”. Turquía alberga actualmente 3,6 millones de refugiados de la guerra de siria, lo que crea tensiones étnicas y presupuestarias en su país.

Europa ha comenzado a pronunciarse tímidamente sobre el ataque condenándolo, y algunos países individualmente han comenzado a prohibir la venta de armas a Turquía, pero no hay unidad en Europa, porque se tiene miedo a que Erdogan cumpla su anunciada amenaza de liberar a todos los refugiados hacia Europa, una espada de Damocles que pende sobre las cabezas de nuestros gobernantes dado el actual clima de desconfianza que la inmigración provoca en casi todos los países.

Desde Volt Europa condenamos enérgicamente la ofensiva turca sobre suelo Sirio ya que ponemos en duda que traiga estabilidad a la zona y que a medio plazo no se convierta en una “tierra de nadie” que ponga la vida de los refugiados diariamente en peligro.

Instamos a la comunidad europea a cumplir los tratados con Turquía de 2016 y que se materialice en su totalidad la aportación de Europa al cuidado de los refugiados.

Establecer una zona de confianza mutua es difícil, el presidente de Turquía ha tomado una deriva autoritaria que no está en consonancia con los valores Europeos, no obstante como agente de suma importancia en los conflictos que azotan a todo el continente es importante realizar una llamada a la moderación, que cese el ataque directo y que se escuche las reivindicaciones del pueblo turco reexaminando la estrategia en la zona.

Todo esto con el fin de conseguir la prosperidad de las personas que están en la mente de Volt Europa: los refugiados de guerra.